El Renault 4 o Renoleta, fue un auto indestructible

Pierre Dreyfus (presidente de la firma Renault) buscaba una forma absolutamente nueva, analizó el panorama e hizo su pedido: «Quiero un coche completamente flamante, acogedor, que sirva para todo acondicionamiento, con quinta puerta retaguardia, que se gane a todos los clientes del mundo que no tienen muchos medios.

Necesito un transporte que sea como un blue Jean, absolutamente versátil, para toda oportunidad, que no pase de moda…» Conocé en estas líneas la biografía de este clásico del rombo.

En 1936 Citroën, el principal oponente de Renault, desarrolló un coche de dos cilindros con tracción delantera, duro y sencillo, que surgió luego de la Segunda Guerra Mundial como el transporte ideal para la comarca rural de Francia.

Conocido como el 2cv se convirtió en una institución y lo que es mejor, un carro con mercado. A la Renault no le atraían mucho los carruajes con retransmisión superioridad, sin embargo para finales de los ´50 pensaba reemplazar al vulnerable 4cv, lanzado en 1947, un coche de baja gama, con el pequeño motor de 750 cc. en la parte trasera.

A mediados de los 60, había originado más de un millón de ejemplares y su heredero, el Dauphine, no llenaba todas las expectativas a pesar de venderse asaz bien. renault Pierre Dreyfus (presidente de la firma) buscaba una manera totalmente nueva, analizó el panorama e hizo su pedido:

«Quiero un auto absolutamente original, hospitalario, que sirva para todo acondicionamiento, con sustitución puerta trasera, que se gane a todos los clientes del mundo que no tienen abundantes recursos. Necesito un medio de transporte que sea como un blue Jean, absolutamente polifacético, para toda circunstancia, que no pase de moda…»

Le exigió a sus diseñadores dos menesteres indispensables: ahorrar una puerta trasera y un compartimiento para una rueda de auxilio. Pensando más desde un punto de vista sociológico que de ingeniería, no sabía, que esto únicamente sería dable si se colocaban todas las partes mecánicas en la parte delantera del coche. Sin percatarse, Dreyfus había introducido a la Renault en el negocio de la tracción delantera, y inclusive más, sus diseñadores lo hicieron utilizando la antigua potencia del 4cv.

Deja tu comentario con Facebook